APLICACIÓN DE PRINCIPIOS GENERALES EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA COA — LÁPIZ SOCIAL

Código Orgánico de la Administración, publicado en el Registro Oficial  N° 31 del 7 de julio de 2017. Asamblea Nacional del Ecuador. El COA es la ley que regula el ejercicio de la función administrativa de los organismos que conforman el sector público, regentada por principios proclamados en la Constitución de la República del Ecuador […]

APLICACIÓN DE PRINCIPIOS GENERALES EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA COA — LÁPIZ SOCIAL

SAN LORENZO LEVANTA SU VOZ POR UNA CULTURA DE PAZ, JUSTICIA Y SEGURIDAD

“De camino a casa quiero ser libre no valiente”; San Lorenzo territorio de paz”; “Quien tiene paz en su conciencia lo tiene todo”; “La paz es hija de la convivencia, de la educación, del diálogo”; “La paz comienza con una sonrisa”; “Nos movilizamos porque queremos paz, mujeres aquí nosotras”; “Quiero caminar libre y segura como lo hizo mi mamá y mi abuela”; “Queremos vivir, no sobrevivir”; “Antes de que alcancemos la paz mundial tenemos que encontrar la paz en las calles”; “Mercado municipal unidos por la paz”; “No más violencia”; “Queremos paz y libertad, no más crímenes, queremos seguridad”; “San Lorenzo quiere respeto, amor, solidaridad y paz”; “Todos tenemos una herida cuando un ser querido es asaltado y asesinado, JUSTICIA”.

El lunes 21 de junio de 2021, la ciudadanía de San Lorenzo en una marcha por la paz, seguridad y justicia, levantó su voz ante los hechos delictivos. Ciudadanos con consignas y carteles pedían la paz y atención urgente en el cantón trans-fronterizo del Ecuador.

Este mismo día se reúne la Mesa Ciudadana por la PAZ, SEGURIDAD Y JUSTICIA, para plantear respuestas que se necesitan, y que deban ser integrales y dirigidas a resolver la problemática social desde la raíz. Para ello se necesita el compromiso ciudadano y político de todas las instancias, que creen firmemente en que alcanzar una cultura de Paz en San Lorenzo si es posible.  Exhorto expresado en un MANIFIESTO PÚBLICO PARA LA PAZ, SEGURIDAD Y JUSTICIA EN EL CANTÓN, amparado en la Constitución de la República del Ecuador en su Art. 11.1 que establece, “Los derechos se podrán ejercer, promover y exigir de forma individual o colectiva ante las autoridades competentes; estas autoridades garantizarán su cumplimiento”.  Y la aplicación de la Ley de Desarrollo Fronterizo, como instrumento legal para el desarrollo económico, social y de seguridad del cantón San Lorenzo, en concordancia con el Art. 249 de la Constitución de la República del Ecuador “Los cantones cuyos territorios se encuentren total o parcialmente dentro de una franja fronteriza de cuarenta kilómetros, recibirán atención preferencial para afianzar una cultura de paz y el desarrollo socioeconómico, mediante políticas integrales que precautelen la soberanía, biodiversidad natural e interculturalidad. La ley regulará y garantizará la aplicación de estos derechos”.     

San Lorenzo por una cultura de paz.

SISTEMA NACIONAL INTEGRAL PARA PREVENIR Y ERRADICAR LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Ley Orgánica Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, publicada en el Registro Oficial Suplemento 175 de 05-feb.-2018.

El artículo 13, determina que el Sistema Nacional Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres es el conjunto organizado y articulado de instituciones, normas, políticas, planes, programas, mecanismos y actividades orientados a prevenir y a erradicar la violencia contra las mujeres, a través de la prevención, atención, protección y reparación integral de los derechos de las víctimas. El Sistema se organizará de manera articulada a nivel nacional, en el marco de los procesos de desconcentración y descentralización para una adecuada prestación de servicios en el territorio. Se garantizará la participación ciudadana, así como los mecanismos de transparencia y rendición de cuentas a la ciudadanía.

El artículo 14, expresa que el Sistema tiene por objeto prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres mediante el diseño, formulación, ejecución, supervisión, monitoreo y evaluación de normas, políticas, programas, mecanismos y acciones, en todas las instancias y en todos los niveles de gobierno, de forma articulada y coordinada.

Artículo 15.- Principios del Sistema. El Sistema Nacional Integral para la Prevención y Erradicación de la Violencia contra las mujeres: niñas, adolescentes, jóvenes, adultas y adultas mayores, se soporta entre otros, en los siguientes principios:

1. No criminalización. – Las autoridades, de conformidad con lo que establece el ordenamiento jurídico, no tratarán a la víctima sobreviviente como sospechosa o responsable de la comisión de los hechos que denuncie.

2. No revictimización. – Ninguna mujer será sometida a nuevas agresiones, inintencionadas o no, durante las diversas fases de atención, protección y reparación, tales como: retardo injustificado en los procesos, negación o falta injustificada de atención efectiva, entre otras respuestas tardías, inadecuadas por parte de instituciones públicas y privadas. Las mujeres no deberán ser revictimizadas por ninguna persona que intervenga en los procesos de prevención, atención, protección o reparación.

3. Confidencialidad. – Nadie podrá utilizar públicamente la información, antecedentes personales o el pasado judicial de la víctima para responsabilizarla por la vulneración de sus derechos. La estigmatización, el prejuicio y las consideraciones de tipo subjetivo quedan prohibidos. Se deberá guardar confidencialidad sobre los asuntos que se someten a su conocimiento. Las mujeres, en consideración a su propio interés, pueden hacer público su caso. Este principio no impedirá que servidores públicos denuncien los actos de violencia de los que lleguen a tener conocimiento, y tampoco, impedirá la generación de estadísticas e información desagregada.

4. Gratuidad. – Todas las acciones, mecanismos, procedimientos y cualquier otro trámite derivado, realizado por entidades públicas integrales del Sistema y reconocido por esta Ley, serán gratuitos.

5. Oportunidad y celeridad. – Todas las acciones, procedimientos y medidas contemplados en la presente Ley deben ser inmediatos, ágiles y oportunos, lo que implicará la eliminación de trámites administrativos innecesarios que imposibiliten la atención oportuna de las víctimas.

6. Territorialidad del Sistema. – Todas las instancias que comprenden el Sistema tendrán el deber de coordinar y articular acciones a nivel desconcentrado y descentralizado. Para el cumplimiento de los fines y objetivos de esta Ley, las acciones tendientes a prevenir y erradicar las distintas formas de violencia, así como restituir derechos violentados, deben estar asentadas a nivel territorial.

Derecho al montepío, a la tutela judicial efectiva y juicio de coactiva

Sentencia No. 889-20-JP/21 CORTE CONSTITUCIONAL DEL ECUADOR

En el caso del cobro de una deuda por servicio telefónico a una mujer adulta mayor, con discapacidad y en condición de pobreza, que recibía su pensión de montepío, mediante juicio de coactiva, la Corte Constitucional analiza los derechos a la atención prioritaria, la pensión de montepío, a servicios públicos de calidad y desarrolla el derecho la tutela judicial efectiva de derechos.

ACCIÓN DE PROTECCIÓN PARA LA TUTELA DE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS JUBILADAS

EMBARGO Y/O RETENCIÓN DE LA PENSIÓN JUBILAR EN PROCESOS COACTIVOS SENTENCIA 105-10-JP/21CORTE CONSTITUCIONAL DEL ECUADOR

La Corte Constitucional analiza la procedencia del embargo y/o la retención de la pensión jubilar de los sujetos con calidad de jubilados que se encuentran involucrados en procesos coactivos en entidades públicas. Este Organismo determina que no procede el embargo ni retención de las pensiones jubilares en un proceso coactivo por prohibición expresa del artículo 371 de la Constitución de la República excepto cuando el valor cuyo pago se persigue provenga de una obligación con el IESS o el BIESS, siempre que, precautelando el derecho constitucional a la vida digna, en el proceso de coactiva se pruebe que el deudor o los deudores puedan satisfacer sus necesidades básicas. En caso de que el deudor o deudores no puedan alcanzar las condiciones mínimas de subsistencia, deberán suscribir un convenio de facilidades de pago para solventar la deuda cuyo pago se persigue o buscar otras alternativas de pago.

En ningún caso, las personas en condición de jubilados por cualquier causa legal, quedan exentas de cumplir con el pago de las obligaciones adquiridas, en la medida en que no se afecten sus condiciones mínimas de subsistencia. Corresponde en estos casos a las autoridades ejecutoras, velar por la protección de los derechos constitucionales de los deudores y aplicar las medidas adecuadas y necesarias para el cobro de la deuda.

Esta sentencia produce efectos hacia el futuro, de conformidad a lo expuesto en el párrafo 74 ut supra.

Disponer que el IESS, BIESS y las instituciones que ejercen la potestad coactiva, adecúen sus reglamentos internos e instructivos, a fin de que se operativicen la prohibición de embargar las pensiones jubilares, de acuerdo a las reglas jurisprudenciales establecidas en esta sentencia en los párrafos 71a y 71b ut supra. En este contexto, las referidas instituciones deberán establecer procedimientos internos para determinar si la pensión jubilar constituye el único ingreso del deudor.

Disponer que el IESS, BIESS y las instituciones que ejercen la potestad coactiva, organicen periódicamente capacitaciones dirigidas a los servidores encargados de los procesos coactivos, respecto de las reglas jurisprudenciales determinadas en esta sentencia.

DATOS HISTÓRICOS DE LA PARROQUIA DE SAN LORENZO 1847 – 1963

Julio Estupiñán Tello (1977), en su IV libro de “Recopilación de Leyes, Decretos y Ordenanzas sobre División Política de Esmeraldas, refiere que en los días 7,9 y 13 de octubre de 1 847, Esmeraldas es erigida en provincia, mediante proyecto presentado por el Senado y Cámara de Representantes de la República del Ecuador al Congreso Nacional.  Provincia que tuvo como cantones: el cantón Cara, formado por las parroquias de Esmeraldas, Atacames, San Francisco del Cabo, Mompiche y Muisne, con su cabecera Esmeraldas; y, el cantón Carondelet compuesto por las parroquias de Rioverde, Ostiones, Tola, Cayapas, San Lorenzo del Pailón, Concepción del Oro, Cachaví y San Francisco de los Ríos; su cabecera Villa de la Tola.

Mediante la Ley de Régimen Territorial de 29 de mayo de 1 861, la Convención Nacional del Ecuador, incorpora San Lorenzo del Pailón a la provincia de Imbabura, y la provincia de Esmeraldas queda constituida solo por el cantón Esmeraldas, constando de las parroquias de Esmeraldas, Atacames, Rioverde, Tola, San Francisco y Concepción.

El Senado y Cámara de Diputados del Ecuador, expiden el Decreto Legislativo de fecha 23 de septiembre de 1 863, en el cual se anexa la parroquia San Lorenzo a la provincia de Esmeraldas. Siendo la razón de esta decisión la falta de vías de comunicación, ya que es muy difícil que la acción administrativa de la Gobernación de Imbabura pueda ejercerse sobre la parroquia San Lorenzo.

Después de 6 años, la Convención Nacional de 1 869, dictó la Ley de Régimen Administrativo con fecha 30 de agosto y ejecutada por Gabriel García Moreno el 15 de septiembre, estableciendo la constitución de la provincia de Esmeraldas por el cantón Esmeraldas, que consta de las parroquias de Esmeraldas, Atacames, San Francisco, Concepción, Pailón y San Lorenzo, con sus comisarías y territorios al norte que comprendía la antigua Presidencia de Quito.

En esta Ley, respecto de la de 1 861, se agregan las parroquias de Pailón y San Lorenzo, que no estuvieron comprendidas en aquella, aunque no se ha podido establecer si fueron realmente dos parroquias más agregadas al cantón Esmeraldas, Pailón y San Lorenzo o lo que aparece como dos sea simplemente error de redacción correspondiendo solamente a una, San Lorenzo del Pailón, como comúnmente se ha llamado.

La parte de la LEY DE DIVISIÓN TERRITORIAL DEL ECUADOR EXPEDIDA POR LA CONVENCIÓN NACIONAL DE 4 DE JUNIO DE 1878, siendo Presidente de dicha convención el Gral. José María Urbina y Presidente de la República el Gral. Ignacio de Veintimilla, sobre Esmeraldas, dice: La provincia de Esmeraldas se compone del cantón Esmeraldas, que consta de las parroquias de Esmeraldas, Atacames, Rioverde, La Tola, San Francisco, Concepción, San Lorenzo, Muisne, Cayapas, San Mateo, y los demás territorios comprendidos por este lado en la antigua Audiencia de Quito.

El 16 de octubre de 1941, el Congreso Nacional de la República del Ecuador, expide el registro oficial N°342, bajo el cual se erige en la provincia de Esmeraldas el nuevo Cantón con el nombre de Eloy Alfaro, comprenderá las parroquias de la Tola, Maldonado, Concepción, San Lorenzo, Valdez, Borbón y Ancón.

Whitten (1992), narra sobre la ecología urbana del pueblo de San Lorenzo por la década de los 60, que puede ser descrita desde dos marcos de referencia, y de los cuales he hecho uso en este estudio.  El primero es el hotel Imperial, el salón Ibarra y la estación del ferrocarril; el segundo se basa en los barrios.

San Lorenzo de esta época contaba con dos escuelas, los depósitos de agua y la vía, tres aserraderos, muelle, planta de procesamiento de concha 1961. Las áreas residenciales y las barracas de las oficinas de la Junta Autónoma, parque 24 de mayo, base naval, escuelas, pista de aterrizaje, tres tiendas de los hermanos Arizala, el hotel Pailón, ferrocarril, salón Ibarra, hotel Imperial, salón Acapulco, el único abierto en 1963.

Los barrios reflejan, la historia del crecimiento del pueblo. Así se tiene los siguientes: La Samuela, Pusbí, Mayasquer, las Mercedes, Cuba, Las Tres Marías, Puerto Manaos.

Las Tres Marías se declaró como barrio oficial en enero de 1963. Es el barrio más nuevo y también el más vigoroso, anteriormente formó parte de la Samuela. Un alto porcentaje de negros de este barrio son inmigrantes nuevos de San Lorenzo, ante todo, de las regiones rurales costeñas del departamento de Nariño, suroeste de Colombia, y de las islas entre San Lorenzo y Colombia. La gente levantó un montículo de conchas en la orilla oeste de su barrio y utilizó estas conchas para arreglar las calles, dándole un aspecto atractivo. En Junio de 1963 se construyó una calle que parte del centro del costado occidental y lleva a la base naval. En agosto se estaban construyendo 30 nuevas casas. En esta época no había electricidad en el barrio y las tierras pertenecían oficialmente a serranos ausentes que viven en Quito.

La Samuela incluye sólo los negros que viven del lado de la pista que da a la bahía. Al igual que las Tres Marías está poblado sólo por gente negra, la mayoría de los cuales emigraron de Colombia o son descendientes de emigrantes colombianos.

Pusbí, que es el nombre de un arroyo pequeño colombiano, afluente del río Mira, y del que provienen los treinta o cuarenta negros que viven en Pusbí.

Mayasquer, poblado solo por negros, se lo nombró Mayasquer para recordar un río pequeño, afluente del Mira, en Colombia, aunque de los habitantes del barrio dicen haber vivido allí. Según Merizalde de Carmen, citado por Whitten, se llevaron esclavos a los lavaderos de oro en el área del río Mayasquer. Un grifo de agua en la línea divisoria entre Mayasquer y Pusbí abastece toda esta parte del pueblo., el agua sale cuando llega la electricidad.

Sección vieja 1, no tiene nombre, aunque algunos de los residentes más jóvenes comienzan a llamarlo Imbabura. El nombre de la calle que corre paralela al ferrocarril.

Zonas Centrales, es el centro del pueblo, y están las principales tiendas del pueblo, las oficinas administrativas centrales, la cárcel y el salón Ibarra. También es área donde viven parte de la familia Rodríguez, campamento de la Junta Autónoma, la sede de la policía, el salón Acapulco, billar, el teatro y el templo protestante.

Cuba, fue fundado entre 1957 y 1958, con una ceremonia formal a la que muchos serranos fueron invitados como padrinos de honor. Es el centro de actividades tanto de la parentela de los Mina como los comunistas. Viven los comunistas serranos como miembros de la familia Rodríguez.

Puerto Manaos, el puerto Manaos fue inaugurado y nombrado así, cuando se anunció oficialmente, en 1962, que San Lorenzo era puerto libre para Brasil. Es un barrio heterogéneo, habitan negros de la zona, de la sierra y mestizos. Hay muchas tiendas pequeñas como también el hotel Carchi.

Las Mercedes, fue inaugurado oficialmente en 1959. Es un área residencial de negros, y se caracteriza por tener mucha movilidad socio – económica real y potencial. Se encuentran dos salones, cerrados en 1963, varias carpinterías, diez cantinas nuevas y muchas tiendas pequeñas. Los negros que viven son mayoritariamente ecuatorianos, no colombianos. El segundo hidrante de agua está ubicado en el límite de las Mercedes, cerca del ferrocarril.

La Junta Autónoma mejoró las calles de este barrio con la intención de manejar entre su casa, la Ciudadela, y su oficina. En abril de 1963, circuló el único jeep, y por eso se escogió este mes para mejorar el camino.

Sección Vieja, en este barrio está la casa mayor de marimba y el club deportivo. Por lo demás es simplemente un área residencial negra donde residen algunas de las familias más antiguas del pueblo. Tiene casa elevadas en el agua sobre columnas de madera. Toda esta tierra fue cultivada por el jefe mayor de la marimba y su mujer. Algunos la conocen como parte de las Mercedes y otros la llaman el Punto.

La Ciudadela, no es realmente un barrio, sin embargo, es una división funcional, dado que la mitad de la clase alta vive allí. Los residentes de la Junta tienen una cancha de tenis y un tanque de agua a su disposición. Allí se hospedan los turistas importantes, y no en cualquier hotel, ya que en la ciudadela encuentran agua las 24 horas del día.

BIBLIOGRAFÍA

Estupiñán, J. (1997). Historia de Esmeraldas: monografía integral de Esmeraldas. T. I. Esmeraldas: Monografía Integral de Esmeraldas. Recopilación de leyes, decretos y ordenanzas sobre división política de Esmeraldas 1824-1977. T. IV. Esmeraldas: Monografía Integral de Esmeraldas.

Whitten, N. (1992). Pioneros Negros. La Cultura Afro-Latinoamericana del Ecuador y Colombia. Quito, Ecuador: Centro Cultural Afroecuatoriano.

TIPOS DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER Y ÁMBITOS DONDE SE DESARROLLA

LEY ORGÁNICA INTEGRAL PARA PREVENIR Y ERRADICAR LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

El artículo 10, señala que para efectos de aplicación de la presente Ley y sin perjuicio de lo establecido en los instrumentos internacionales de derechos humanos y en el Código Orgánico Integral Penal y la Ley, se consideran los siguientes tipos de violencia:

a) Violencia física. – Todo acto u omisión que produzca o pudiese producir daño o sufrimiento físico, dolor o muerte, así como cualquier otra forma de maltrato o agresión, castigos corporales, que afecte la integridad física, provocando o no lesiones, ya sean internas, externas o ambas, esto como resultado del uso de la fuerza o de cualquier objeto que se utilice con la intencionalidad de causar daño y de sus consecuencias, sin consideración del tiempo que se requiera para su recuperación.

b) Violencia psicológica.- Cualquier acción, omisión o patrón de conducta dirigido a causar daño emocional, disminuir la autoestima, afectar la honra, provocar descrédito, menospreciar la dignidad personal, perturbar, degradar la identidad cultural, expresiones de identidad juvenil o controlar la conducta, el comportamiento, las creencias o las decisiones de una mujer, mediante la humillación, intimidación, encierros, aislamiento, tratamientos forzados o cualquier otro acto que afecte su estabilidad psicológica y emocional.

La violencia psicológica incluye la manipulación emocional, el control mediante mecanismos de vigilancia, el acoso u hostigamiento, toda conducta abusiva y especialmente los comportamientos, palabras, actos, gestos, escritos o mensajes electrónicos dirigidos a perseguir, intimidar, chantajear y vigilar a la mujer, independientemente de su edad o condición y que pueda afectar su estabilidad emocional, dignidad, prestigio, integridad física o psíquica; o, que puedan tener repercusiones negativas respecto de su empleo, en la continuación de estudios escolares o universitarios, en promoción, reconocimiento en el lugar de trabajo o fuera de él. Incluye también las amenazas, el anuncio verbal o con actos, que deriven en un daño físico, psicológico, sexual, laboral o patrimonial, con el fin de intimidar al sujeto de protección de esta Ley.

c) Violencia sexual.- Toda acción que implique la vulneración o restricción del derecho a la integridad sexual y a decidir voluntariamente sobre su vida sexual y reproductiva, a través de amenazas, coerción, uso de la fuerza e intimidación, incluyendo la violación dentro del matrimonio o de otras relaciones vinculares y de parentesco, exista o no convivencia, la transmisión intencional de infecciones de transmisión sexual (ITS), así como la prostitución forzada, la trata con fines de explotación sexual, el abuso o acoso sexual, la esterilización forzada y otras prácticas análogas. También es violencia sexual la implicación de niñas y adolescentes en actividades sexuales con un adulto o con cualquier otra persona que se encuentre en situación de ventaja frente a ellas, sea por su edad, por razones de su mayor desarrollo físico o mental, por la relación de parentesco, afectiva o de confianza que lo une a la niña o adolescente, por su ubicación de autoridad o poder; el embarazo temprano en niñas y adolescentes, el matrimonio en edad temprana, la mutilación genital femenina y la utilización de la imagen de las niñas y adolescentes en pornografía.

d) Violencia económica y patrimonial. – Es toda acción u omisión que se dirija a ocasionar un menoscabo en los recursos económicos y patrimoniales de las mujeres, incluidos aquellos de la sociedad conyugal y de la sociedad de bienes de las uniones de hecho, a través de:

1. La perturbación de la posesión, tenencia o propiedad de sus bienes muebles o inmuebles;

2. La pérdida, sustracción, destrucción, retención o apropiación indebida de objetos, instrumentos de trabajo, documentos personales, bienes, valores y derechos patrimoniales;

3. La limitación de los recursos económicos destinados a satisfacer sus necesidades o la privación de los medios indispensables para vivir una vida digna; así como la evasión del cumplimiento de sus obligaciones alimentarias;

4. La limitación o control de sus ingresos; y,

5. Percibir un salario menor por igual tarea, dentro de un mismo lugar de trabajo.

e) Violencia simbólica. – Es toda conducta que, a través de la producción o reproducción de mensajes, valores, símbolos, íconos, signos e imposiciones de género, sociales, económicas, políticas, culturales y de creencias religiosas, transmiten, reproducen y consolidan relaciones de dominación, exclusión, desigualdad y discriminación, naturalizando la subordinación de las mujeres.

f) Violencia política. – Es aquella violencia cometida por una persona o grupo de personas, directa o indirectamente, en contra de las mujeres que sean candidatas, militantes, electas, designadas o que ejerzan cargos públicos, defensoras de derechos humanos, feministas, lideresas políticas o sociales, o en contra de su familia. Esta violencia se orienta a acortar, suspender, impedir o restringir su accionar o el ejercicio de su cargo, o para inducirla u obligarla a que efectúe en contra de su voluntad una acción o incurra en una omisión, en el cumplimiento de sus funciones, incluida la falta de acceso a bienes públicos u otros recursos para el adecuado cumplimiento de sus funciones.

g) Violencia gineco-obstétrica. – Se considera a toda acción u omisión que limite el derecho de las mujeres embarazadas o no, a recibir servicios de salud gineco-obstétricos. Se expresa a través del maltrato, de la imposición de prácticas culturales y científicas no consentidas o la violación del secreto profesional, el abuso de medicalización, y la no establecida en protocolos, guías o normas; las acciones que consideren los procesos naturales de embarazo, parto y posparto como patologías, la esterilización forzada, la pérdida de autonomía y capacidad para decidir libremente sobre sus cuerpos y su sexualidad, impactando negativamente en la calidad de vida y salud sexual y reproductiva de mujeres en toda su diversidad y a lo largo de su vida, cuando esta se realiza con prácticas invasivas o maltrato físico o psicológico.

El artículo 12, expresa que los ámbitos donde se desarrolla la violencia contra las mujeres. Son los diferentes espacios y contextos en los que se desarrollan los tipos de violencia de género contra las mujeres: niñas, adolescentes, jóvenes, adultas y adultas mayores. Están comprendidos, entre otros, los siguientes:

a) Intrafamiliar o doméstico. – Comprende el contexto en el que la violencia es ejercida en el núcleo familiar. La violencia es ejecutada por parte del cónyuge, la pareja en unión de hecho, el conviviente, los ascendientes, los descendientes, las hermanas, los hermanos, los parientes por consanguinidad y afinidad y las personas con las que la víctima mantenga o haya mantenido vínculos familiares, íntimos, afectivos, conyugales, de convivencia, noviazgo o de cohabitación.

b) Educativo. – Comprende el contexto de enseñanza y aprendizaje en el cual la violencia es ejecutada por docentes, personal administrativo, compañeros u otro miembro de la comunidad educativa de todos los niveles.

c) Laboral. – Comprende el contexto laboral en donde se ejerce el derecho al trabajo y donde se desarrollan las actividades productivas, en el que la violencia es ejecutada por personas que tienen un vínculo o convivencia de trabajo con la víctima, independientemente de la relación jerárquica. Incluye condicionar la contratación o permanencia en el trabajo a través de favores de naturaleza sexual; la negativa a contratar a la víctima o a respetar su permanencia o condiciones generales de trabajo; el descrédito público por el trabajo realizado y no acceso a igual remuneración por igual tarea o función, así como el impedimento a las mujeres de que se les acredite el período de gestación y lactancia.

d) Deportivo. – Comprende el contexto público o privado en el cual la violencia es ejercida en la práctica deportiva formativa, de alto rendimiento, profesional, adaptada / paralímpica, amateur, escolar o social;

e) Estatal e institucional. – Comprende el contexto en el que la violencia es ejecutada en el ejercicio de la potestad estatal, de manera expresa o tácita y que se traduce en acciones u omisiones, provenientes del Estado. Comprende toda acción u omisión de instituciones, personas jurídicas, servidoras y servidores públicos o de personal de instituciones privadas; y, de todo tipo de colectivo u organización, que, incumpliendo sus responsabilidades en el ejercicio de sus funciones, retarden, obstaculicen o impidan que las mujeres tengan acceso a las políticas públicas y a sus servicios derivados; y, a que ejerzan los derechos previstos en esta Ley;

f) Centros de Privación de Libertad. – Comprende el contexto donde la violencia se ejerce en centros de privación de libertad, por el personal que labora en los centros.

g) Mediático y cibernético. – Comprende el contexto en el que la violencia es ejercida a través de los medios de comunicación públicos, privados o comunitarios, sea por vía tradicional o por cualquier tecnología de la información, incluyendo las redes sociales, plataformas virtuales o cualquier otro.

 h) En el espacio público o comunitario. – Comprende el contexto en el cual la violencia se ejerce de manera individual o colectiva en lugares o espacios públicos, privados de acceso público; espacios de convivencia barrial o comunitaria; transporte público y otros de uso común tanto rural como urbano, mediante toda acción física, verbal o de connotación sexual no consentida, que afecte la seguridad e integridad de las mujeres, niñas y adolescentes.

 i) Centros e instituciones de salud. – Comprende el contexto donde la violencia se ejerce en los centros de salud pública y privada, en contra de las usuarias del Sistema Nacional de Salud, ejecutada por el personal administrativo, auxiliares y profesionales de la salud; y,

j) Emergencias y situaciones humanitarias. – Comprende el contexto donde la violencia se ejerce en situaciones de emergencia y desastres que promuevan las desigualdades entre hombres y mujeres, que pongan en riesgo la integridad física, psicológica y sexual de mujeres: niñas, adolescentes, jóvenes, adultas y adultas mayores.

BIBLIOGRAFÍA

Ley Orgánica Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, publicada en el Registro Oficial Suplemento 175 de 05-feb.-2018.

SUSCRÍBETE POR CORREO ELECTRÓNICO

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.  

ARTÍCULO DE PEDAGOGÍA “LA INFANCIA DE EMILIO”

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS PARA LA ENSEÑANZA

Por Juan Javier Arroyo C.

La educación en la infancia involucra la aplicación de procesos pedagógicos armónicos que favorezcan el desarrollo adecuado de los niños. Es así como, la pedagogía exige hacer de la enseñanza una actividad eficiente, nada fácil en la labor docente, dada su complejidad de dominio.

Este primer trabajo, basado en la obra de Jean Jacques Rousseau “Emilio o la Educación”, tiene como objetivo presentar una propuesta pedagógica, con alto valor humano y social, de mucha utilidad para enriquecer la acción pedagógica de docentes y padres de familia en los niños.

Rousseau, en el Emilio, traza un programa completo de la educación, que abarca desde el mismo momento del nacimiento de este personaje hasta el día en que se casa. El Emilio es un estudiante imaginario, rico, sano, en quién Rousseau marca el sendero de su educación.

Según Rousseau (1979), hay una triple educación: la primera viene de la misma naturaleza; la segunda, de los hombres y la tercera de las cosas. “La naturaleza es el desarrollo interno de nuestras facultades y de nuestros órganos; la de los hombres es el uso que nos enseñan a hacer de este desarrollo; y la de las cosas, lo que nuestra propia experiencia nos da a conocer acerca de los objetos cuyas impresiones recibimos (p.43).

De las tres educaciones planteadas, la de la naturaleza no depende de ningún de modo de nosotros; la de las cosas está en parte en nuestra mano, y solo en la de los hombres es donde somos los verdaderos maestros.

La naturaleza, nos dicen, no es otra cosa que el hábito. ¿Qué significa esto? ¿No existen hábitos adquiridos forzosamente y que nunca ahoga la naturaleza? Por ejemplo, el de aquellas plantas que se evita su crecimiento vertical. La misma planta obedece la inclinación a la que fue obligada, más la savia no cambia su primitiva dirección, y si continúa la vegetación, la planta vuelve a su crecimiento vertical. Esto mismo sucede en las inclinaciones de los seres humanos. En tanto persisten en un mismo estado, pueden conservar las que provienen de la costumbre y son menos naturales, pero cambia y vuelve lo natural cuando la costumbre adquirida por la fuerza deja de actuar (p.67). 

El niño nace sensible, y está afectado de varias formas por los objetos que le rodean. Cuando se tiene la conciencia de las sensaciones, hay disposición de escudriñar o esquivar los objetos que las producen, según sean agradables o desagradables, la conveniencia o la discrepancia entre el individuo y estos objetos, y, por último, según el criterio sobre la idea de felicidad o de perfección que ofrece la razón. Estas disposiciones crecen y se fortalecen a medidas que son sensibles y más claras, pero presionadas por los hábitos, alteran las opiniones.

Reafirmando lo anterior, Rousseau menciona en su obra de pedagogía, que apenas el niño ha salido del vientre de su madre, y apenas disfruta de la facultad de mover y extender sus miembros, cuando se le ponen nuevas ligaduras. Le envuelven, le ponen a dormir con la cabeza, las piernas estiradas y los brazos colgando; le cubren de lienzos y vendajes de toda especie que le privan del cambio de posición. Feliz si no le han apretado hasta el punto de privarle de respirar y si se ha tenido la precaución de acostarle de lado con el fin de que los líquidos que debe sacar por la boca, ya que no le queda libertad de mover la cabeza de lado, para facilitar la salida de los mismos.

El niño recién nacido tiene necesidad de extender y mover sus miembros para sacarlos del adormecimiento en que han estado, a causa del envoltorio, durante tanto tiempo. Los estiran, es verdad, pero les impiden el movimiento; sujetan la cabeza hasta la cabeza con capillos, como si tuviesen miedo de que den señales de vida. La inacción, la presión en que retienen los miembros de un niño, no pueden favorecer en nada la circulación de la sangre y de los humores, es estorbar que se fortalezca o crezca la criatura y alterar su constitución. Una violencia tan cruel. Su primer sentimiento es de dolor y de pena; no hallan otra cosa que obstáculos en todos los movimientos de que tienen necesidad (p.73).

La educación natural debe procurar que el hombre sea apto para todas las condiciones de la vida humana; por lo tanto, es menos racional educar a un rico para que sea pobre que a un pobre para que sea rico, puesto que, en proporción al número de ambos estados, hay más ricos que empobrecen que pobres que enriquezcan. Si escogemos a un rico estaremos seguros de haber hecho un hombre más, mientras que un pobre logra muchas veces hacerse hombre por sí solo.

A este principio dice el maestro: “Por tal motivo no me opondré a que Emilio sea de ilustre cuna, puesto que siempre será una víctima sacada de las garras de los prejuicios. Emilio es huérfano. El que vivan su padre y su madre no influye en nada; si me ha hecho cargo de todas sus obligaciones, justo es que me apropie todos sus derechos. Debe honrar a sus padres, pero a mí solamente debe obedecerme; esta es mi condición previa, o mejor dicha la única. Me veo obligado a añadir otra, que no es más que una derivación de la anterior: no podremos ser separados el uno del otro sin nuestro consentimiento. El discípulo mira al maestro como el verdugo de su niñez; el maestro no ve en el discípulo más que una carga pesada, y sólo desea librarse de ella. Aspiran a librarse el uno del otro, y careciendo de cariño mutuo, el uno pondrá poca vigilancia y la docilidad del otro quedará disminuida (p.86)”.

Un padre carece del derecho de escoger ni debe tener preferencias en la familia que Dios le ha dado.

Todos sus hijos son igualmente suyos; les debe a todos la misma solicitud y el mismo cariño. Que sean deficientes o no, enfermos o robustos, cada uno de ellos es un depósito del cual debe dar cuenta a la mano de quien lo recibió, y el matrimonio es un contrato realizado con la naturaleza al mismo tiempo que entre los cónyuges.

La educación del hombre empieza al nacer; antes de hablar, de comprender, él ya se instruye.

 La experiencia precede a las lecciones; cuando conoce a su madre, tiene ya mucho adquirido. Uno se sorprendería del hombre, el más rústico, si siguiéramos sus progresos desde el momento en que nació hasta aquel en que se halla. Si se dividiese toda la ciencia humana en dos partes, la una común a todos los hombres y la otra propia de los sabios, la última sería muy pequeña comparada con la primera (p. 99).

Las primeras sensaciones de los niños son puramente afectivas, y solamente se distinguen en ellas placer o dolor, y no pudiendo ni andar ni asir, requieren mucho tiempo para formarse poco a poco las sensaciones representativas que le muestran los objetos exteriores pero aguardando que estos objetos se extiendan, se alejen, por así decirlo, de sus ojos, y toman ellos las dimensiones y las figuras, el retorno de las sensaciones comienza  a someterles al imperio del hábito; se ven sus ojos sin cesar volverse a la luz, y si la luz viene de lado, toman insensiblemente esta dirección, por lo que se debe tener cuidado de colocar debes de cara a la luz, para que no se vuelvan bizcos ni se acostumbren a mirar de reojo.

Desde que el niño comience a distinguir los objetos, es importante escoger bien los objetos que se le muestren. Naturalmente que todos los objetos nuevos interesan al hombre. Se siente tan débil que tiene miedo de todo lo que desconoce; el hábito de ver los objetos sin ser afectados por ellos, le destruye este miedo. ¿Por qué, pues, la educación de un niño no comienza antes de que hable y de que entienda, ya que la sola elección de los objetos que se le presentan es capaz de convertirlo en tímido o valiente? Quiero que se habitúe a ver otros objetos nuevos, animales feos, repugnantes y extraños, pero paulatinamente y a alguna distancia, hasta que se acostumbre a ellos, y al ver que otros los tocan; también él los toca. Si en su infancia ha visto sin asustarse sapos, culebras y cangrejos, verá sin espantarse, cuando sea mayor, cualquier otro animal, ya que no hay seres que causen horror al que los ve todos los días (p.101).

En los inicios de la vida, cuando la imaginación y la memoria aún son inactivas, el niño solo está atento a cuanto afecta a sus sentidos.

Las sensaciones, siendo los primeros materiales de sus conocimientos, se le deben ofrecer de un modo conveniente, o sea preparar su memoria para que un día las ofrezca en el mismo orden a su entendimiento, pero como solo atiende a sus sensaciones, es suficiente mostrarle primeramente con distinción la conexión de estas mismas sensaciones con los objetos que las causan. Él quiere tocarlo todo y manejarlo; no nos opongamos a esta inquietud, ya que ello le sugiere un aprendizaje muy necesario.  Es de este modo como aprende a sentir el calor, el frío, la dureza, la blandura, el peso y la ligereza de los cuerpos; a juzgar de su tamaño, de su figura, y todas sus cualidades sensibles, mirando, palpando, escuchando, y sobre todo comparando la vida con el tacto, y apreciando con los ojos la sensación que causan sobre sus dedos (p.103).

Cuando el niño tiende la mano con esfuerzo sin decir nada, cree que alcanzará el objeto debido a que él aún no distingue las distancias; está en un error, pero cuando se queja y grita al alargar la mano, entonces no se engaña más sobre la distancia, y manda al objeto que se acerque a él, o a nosotros que se lo llevemos. En el primer caso, llevadle hacia el objeto lentamente y mediante pequeños pasos; en el segundo, no se le deben dar siquiera muestras de haberle entendido. Cuando más grite, menos debe escuchársele. Importa acostumbrarle a su debido tiempo a no mandar a los hombres, ya que él no es su amo, ni a las cosas, pues tampoco le oyen. Así, cuando un niño desea alguna cosa que ve y que uno quiere dársela, es mejor llevar el niño al objeto que traer el objeto al niño; saca de esta práctica una conclusión propia de su edad, y no hay medio de sugerírsela.

El niño debe crecer libre de ataduras, fajas y cualquier cosa que imposibilite sus movimientos. Sólo se trata de irle dando vigor a un pequeño animalito, a la vez que se procurará que se vaya dando cuenta que él no puede mandar sobre las cosas, y de que está bajo el imperio de la necesidad.

Un principio sabio de Rousseau “Todo es perfecto cuando sale de la mano de Dios: Autor de la Naturaleza; pero sufre una degeneración al contacto con las manos del ser humano…, se perfeccionan las plantas por el cultivo y los hombres por efecto de la educación.”

En efecto, aunque al principio, podríamos deducir que, si el niño nace perfecto, solamente tendríamos que dejarle hacer… Se perfecciona al hombre por la educación. El hombre viene al mundo en inferioridad de condiciones para enfrentarse al medio ambiente, y, más tarde, formar al hombre social sobre la base del natural.

Los primeros movimientos de la naturaleza son siempre derechos; no hay principio de perversidad original en el corazón humano. A partir de aquí, la educación del niño debe consistir en conseguir que éste se desarrolle conforme a su naturaleza. Que el niño se niño y no el hombre del mañana.

Tres educaciones diferentes hay que distinguir y el educador ha de conseguir una armonía en las tres, armonía que ha de consistir en hacer que dos de ellas (la de las cosas y la de los hombres) se realicen a partir de la primera, que a la vez es tomada como modelo; la de la naturaleza.

La naturaleza es, pues, la única cosa invariable. Aquí podemos descubrir una de las grandes intuiciones de Rousseau: elevar la pedagogía a la categoría de ciencia. Anteriormente, ya se habían publicados tratados de pedagogía; pero no en un plano científico. No se estudiaba su objeto de una manera objetiva; no se partía de la psicología, sino que se desconocía el objeto, la realidad dada y todo se reducía a puros sentimientos, intuiciones, reglas más o menos generales que se imponían al sujeto. Rousseau, piensa que “la educación para ser normal, debe reproducir un modelo dado en la realidad”. Este modelo será el hombre natural.

Para Rousseau la verdadera libertad consiste en hacer lo que se pueda. La libertad contiene un límite. La noción de limitación es esencial. Hace falta una disciplina serena para conseguir esto. Este sentimiento se lo han de dar al niño las cosas no los hombres.

El maestro debe poner al alumno en la situación que cree conveniente para que tal situación le lleve a una determinada conclusión. Debe a veces, poner los medios, disponer las cosas, para hacer ver en el alumno aquello que trata de inculcarle. Hay algo que el maestro no puede olvidar: que jamás debe violar el orden de la naturaleza, y que son las cosas las que deben hablar al alumno, no su boca.

El alumno, ya vimos que no podía mandar sobre el maestro, pero siempre que lo necesite; siempre que sus fuerzas no puedan resolver una necesidad, debe llamarlo y contar con él. Debe sentirse seguro a su lado, a la vez que comprenda o, mejor dicho, que sienta su debilidad respecto a él. El maestro es el que ha de hacer ver la aparente contradicción de las cosas, como por ejemplo en el caso del palo roto debajo del agua, y siempre se ha de apoyar en las cosas para tales explicaciones. Las respuestas del maestro han de ser cortas.

Fuente base del documento:

Rousseau, J. J., Emilio o la Educción. Cardona y Viano (traductores). 3° edición. Barcelona. Editorial Brugueras, 1979. P. 43, 67, 73, 77, 99, 101, 103. ISBN: 84-02-00774-0.

¡PATEPALO! CUENTOS DEL PAILÓN TIERRA DE TRADICIONES Y CULTURA

María Belén Requené Hurtado, Escuela 26 de Agosto, San Lorenzo del Pailón Concurso el Cuento del Abuelo: Primer Lugar Casa de la Cultura Núcleo Esmeraldas

Hace mucho tiempo, cuando San Lorenzo era virgen y todos aquí nos conocíamos, se rumoraba que andaba una mula que recorría desde el nadadero, la bomba o vuelta jedionda, el culebrero, las cinco esquinas y la ciudadela, hasta el cementerio.

El Nadadero

Un día Remberto venía bien traguiao y al coger por el culebrero antes de llegar a la tienda de los pichicatos escuchó que bras, bras, un animal comía en el cascarero. Enseguida se acordó que ésa podía ser la mula que estaba espantando a los trasnochadores del pueblo. Se santiguó y cogió el primer palo que encontró y lo descargó con toda la fuerza en el trasero del animal, que salió corriendo despavorido, al tiempo que lo miraba con los ojos prendidos como braza de candela y le decía: ¡dame otro!

Él se acordaba, a una mula debe dársele impares, uno, tres, cinco, siete y así sucesivamente, porque si se le da par, carga con las culpas de esa alma perdida.

Ahí nomás que, a pesar de lo mareao que estaba, pegó la carrera detrás de la mula y le dio dos garrotazos más.

Al otro día fue a ver a la Patepalo, que era una señora que siempre vivía con la cabeza cujandada y la gente decía que ella era la mula.

Apenas lo oyó en la escalera, viró su cara pa’ la pared y se puso bien brava. Entonces Remberto se bajó calladito y comenzó a murmurar bajito: “Ella es la mismísima mula”.

Desde ese día la Patepalo, no volvió a levantarse más de la cama y todo fue enfermedad y enfermedad, queja que queja y no es cuento que su cabeza estaba más hinchada cada día, hasta que ocurrió lo que todos temían. Se murió la Patepalo, Dios la haya perdonao.  Cuentan que cuando estaban en el velorio dizque entraban unos murciélagos grandotes que querían apagar las velas…

¡Jesús, creo en Dios Padre! Decían las personas que estaban rezando. Parecía que los diablos se querían cargar el cuerpo.

Entrada la media noche algunos se fueron pa’ su casa bien asustaos y tuvieron que traer a una jututa rezandera pa’ que aguantara el corrinche.

Cuando llegó la hora de enterrarlo se vino un aguaceral que se podía andá con canoa por las calles.

En el panteón eso era y achiche y achiche y tumba llenando está la ataúd con agua y todo le echaron su tierra y salieron despavoridos pa’ su casa. A los tres días que los familiares fueron a visitar la tumba se encontraron con la novedad que sólo estaba el hueco.

La gente comentaba, llena de miedo, que los diablos se la cargaron a los profundos infiernos, porque le había aceptao una cadena de oro al cura, por eso cuando andaba como mula en los cascareros, dicen que no tocaba el suelo y que se le oía el chilín chilín de la cadena que arrastraba.

Contando, contando se acabó mi cuento, periquito sargento se lo llevó el viento; se metió por un palo hueco y salió por otro y el que me está oyendo que se eche otro cuento que sea mejor.

POSTULADOS JURÍDICOS SOBRE LOS DERECHOS DE LA MUJER

NORMATIVAS EN EL ECUADOR – INSTRUMENTOS INTERNACIONALES DE DERECHOS HUMANOS  

La Constitución de la República del Ecuador de 2008, Registro Oficial 449 de 20-oct.-2008 Ultima modificación: 01-ago.-2018, en el artículo 11(2), estipula que todas las personas son iguales y gozan de los mismos derechos, deberes y oportunidades. Nadie podrá ser discriminado por razones de etnia, lugar de nacimiento, edad, sexo, identidad de género, identidad cultural, estado civil, idioma, religión, ideología, filiación política, pasado judicial, condición socio-económica, condición migratoria, orientación sexual, estado de salud, portar VIH, discapacidad, diferencia física; ni por cualquier otra distinción, personal o colectiva, temporal o permanente, que tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos. La ley sancionará toda forma de discriminación.

La Constitución de la República, artículo 11(3), sostiene que los derechos y garantías establecidos en la Constitución y en los instrumentos internacionales de derechos humanos serán de directa e inmediata aplicación por y ante cualquier servidora o servidor público, administrativo o judicial, de oficio o a petición de parte.

La Constitución de la República en el artículo 35, señala que las personas adultas mayores, niñas, niños y adolescentes, mujeres embarazadas, personas con discapacidad, personas privadas de libertad y quienes adolezcan de enfermedades catastróficas o de alta complejidad, recibirán atención prioritaria y especializada en los ámbitos público y privado. La misma atención prioritaria recibirán las personas en situación de riesgo, las víctimas de violencia doméstica y sexual, maltrato infantil, desastres naturales o antropogénicos. El Estado prestará especial protección a las personas en condición de doble vulnerabilidad.

La Constitución de la República, en el artículo 66 (1)(2)(3)(4)(9), reconocen y garantizan a las personas los derechos a la inviolabilidad de la vida, vida digna, integridad personal, que incluye una vida libre de violencia, de tortura, de tratos crueles, inhumanos o degradantes, igualdad formal, igualdad material y no discriminación, la toma de decisiones libres, responsables, informadas y voluntarias sobre su sexualidad, orientación sexual, su salud y vida reproductiva.

La Constitución de la República artículo 341 (1), establece que el Estado generará las condiciones para la protección integral de sus habitantes a lo largo de sus vidas, que aseguren los derechos y principios reconocidos en la Constitución, en particular la igualdad en la diversidad y la no discriminación, y priorizará su acción hacia aquellos grupos que requieran consideración especial por la persistencia de desigualdades, exclusión, discriminación o violencia.

La Constitución de la República, artículo 424(2), sostiene que la Constitución y los tratados internacionales de derechos humanos ratificados por el Estado que reconozcan derechos más favorables a los contenidos en la Constitución, prevalecerán sobre cualquier otra norma jurídica o acto del poder público.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos adoptada y proclamada por la Asamblea General en su resolución 217 A (III), de 10 de diciembre de 1948, en su artículo 1, expresa que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, publicado en Registro Oficial No. 101, de 24 de enero de 1969, dispone que todos los Estados partes deber respetar y garantizar a todos los individuos que se encuentren en su territorio y estén sujetos a su jurisdicción, los derechos reconocidos en el Pacto, sin distinción alguna. Estos derechos incluyen a la vida, la integridad física, libertad y seguridad personales, y la igualdad ante la ley.

La Convención Americana sobre Derechos Humanos – Pacto de San José, publicada en el Registro Oficial No. 801, de 06 de agosto de 1984, se compromete a respetar los derechos libertades reconocidos en ella, y a garantizar su libre y pleno ejercicio a toda persona que esté sujeta a su jurisdicción, sin discriminación alguna.

En el numeral 1 del artículo 63 de la Convención Americana de Derechos Humanos, establece como parámetros generales de la reparación integral la garantía al lesionado, por parte del Estado, del goce de su derecho o libertad conculcados y el pago de una justa indemnización a la parte lesionada.

La Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer, publicada en el Registro Oficial Suplemento No. 153, de 25 de noviembre de 2005, prohíbe toda forma de distinción, exclusión o restricción basada en el sexo que tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos humanos por parte de la mujer y compromete a los países a crear políticas públicas encaminadas a la eliminación de toda forma de discriminación.

La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar, y Erradicar la Violencia contra la Mujer, conocida también como Convención de Belém do Pará, publicada en el Registro Oficial Suplemento No. 153, de 25 de noviembre de 2005, prohíbe cualquier acción o conducta que, basada en género, cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado; e impone sobre los estados la obligación de adoptar, por todos los medios apropiados y sin dilaciones, políticas orientadas a prevenir, sancionar y erradicar toda forma de violencia.

La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar, y Erradicar la Violencia contra la Mujer, reconoce que toda mujer tiene derecho al reconocimiento, goce, ejercicio y protección de todos los derechos humanos y a las libertades consagradas por los instrumentos regionales e internacionales sobre derechos humanos y, en especial, derecho a una vida libre de violencia, tanto en el ámbito público como en el privado.

La Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, derivada de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer de 1995, en su objetivo estratégico D1 busca adoptar medidas integradas para prevenir y eliminar la violencia contra la mujer, planteando como una de las obligaciones estatales la adopción o aplicación de leyes pertinentes que contribuyan a la eliminación de la violencia contra la mujer, haciendo hincapié en la prevención de la violencia, en la protección de las mujeres víctimas, en el acceso a remedios justos y eficaces, y en la reparación de los daños causados.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Caesar vs. Trinidad y Tobago, en sentencia de 11 de marzo de 2005, conceptualiza a las reparaciones como las medidas que tienden hacer desaparecer los efectos de las violaciones cometidas; su naturaleza y monto dependen del daño ocasionado en los planos tanto material como inmaterial. Además, la Corte acota que las reparaciones no pueden implicar ni enriquecimiento ni empobrecimiento para la víctima o sus sucesores.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso González y otras (“Campo algodonero”) vs. México, en sentencia de 16 de noviembre de 2009, señala que la violencia contra la mujer es una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres y que es responsabilidad de los Estados combatirla. Para ello, recalca que el reconocimiento del derecho de toda mujer a una vida libre de violencia, debe ser uno de los puntales principales de la acción estatal en todas sus áreas.

La Recomendación General No. 19, adoptada por el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer en el undécimo período de sesiones en 1992, señala que la definición de discriminación contenida en el artículo 1 de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer, incluye la violencia física, mental o sexual basada en el sexo, es decir, la violencia dirigida contra la mujer porque es mujer o que la afecte en forma desproporcionada.

La Recomendación General No.35, aprobada en 2017 por el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, señala que el derecho de la mujer a vivir libre de violencia es indivisible e interdependiente con otros derechos humanos, incluido el derecho a la vida, la salud, la libertad, la igualdad, la libertad de movimiento y de participación; e insta a los Estados a adoptar legislaciones de protección efectiva que considere a las mujeres víctimas y sobrevivientes como titulares de derechos y que repela cualquier norma, practicas o estereotipos que constituyan discriminación contra la mujer.

Ley Orgánica de Movilidad Humana, publicada en Registro Oficial Suplemento No. 938 de 06 de febrero de 2017, establece mecanismos de identificación de vulnerabilidad y atención prioritaria para víctimas de violencia de género.

Ley Orgánica de Educación Intercultural – LOEI – publicada en Registro Oficial Suplemento No. 417 de 31 de marzo de 2011, consagra entre sus postulados la igualdad de género, la garantía del derecho de las personas a una educación libre de violencia de género y mecanismos de atención prioritaria a víctimas de violencia de género.

El Decreto Ejecutivo No. 620, publicado en Registro Oficial No. 174 de 20 de septiembre de 2007, declara como política de Estado con enfoque de Derechos Humanos la erradicación de la violencia de género hacia la niñez, adolescencia y mujeres y se dispone la elaboración de un plan que permita generar e implementar acciones y medidas, que incluyan mecanismos de coordinación y articulación interinstitucional en todos los niveles del Estado.

El Decreto Ejecutivo No. 1109, publicado en Registro Oficial No. 358, de 12 de julio de 2008, y Decreto Ejecutivo No. 438, publicado en Registro Oficial Suplemento No. 331, de 11 de septiembre de 2014, reforma el precitado Decreto Ejecutivo No. 620 y se encarga al Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos presidir y Coordinar el Comité de Coordinación interinstitucional para la ejecución del Plan Nacional para la Erradicación de la Violencia contra la Niñez, Adolescencia y Mujeres.

La Ley Orgánica Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, publicada en el Registro Oficial Suplemento 175 de 05-feb.-2018 en el artículo 5, expresa que el Estado, a través de todos los niveles de gobierno, tiene las obligaciones ineludibles de promover, proteger, garantizar y respetar los derechos humanos de las mujeres: niñas, adolescentes, adultas y adultas mayores, a través de la adopción de todas las medidas políticas, legislativas, judiciales, administrativas, de control y de cualquier otra índole que sean necesarias, oportunas y adecuadas para asegurar el cumplimiento de la presente Ley y se evite la revictimización e impunidad.

La Ley Orgánica Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, artículo 9, determina que las mujeres: niñas, adolescentes, jóvenes, adultas y adultas mayores, en toda en su diversidad, tienen derecho al reconocimiento, goce, ejercicio y protección de todos los derechos humanos y libertades contemplados en la Constitución de la República, los instrumentos internacionales ratificados por el Estado y en la normativa vigente, que comprende, entre otros, los siguientes:

1. A una vida libre de violencia en el ámbito público y privado, que favorezca su desarrollo y bienestar;

2. Al respeto de su dignidad, integridad, intimidad, autonomía y a no ser sometida a ninguna forma de discriminación, ni tortura;

3. A recibir en un contexto de interculturalidad, una educación sustentada en principios de igualdad y equidad;

4. A recibir información clara, accesible, completa, veraz, oportuna, en castellano o en su idioma propio, adecuada a su edad y contexto socio cultural, en relación con sus derechos, incluyendo su salud sexual y reproductiva; a conocer los mecanismos de protección; el lugar de prestación de los servicios de atención, de emergencia, de apoyo y de recuperación integral; y demás procedimientos contemplados en la presente Ley y demás normativas concordantes;

5. A contar con interpretación, adaptación del lenguaje y comunicación aumentativa, así como apoyo adicional ajustado a sus necesidades, que permitan garantizar sus derechos, cuando tengan una condición de discapacidad;

6. A que se le garanticen la confidencialidad y la privacidad de sus datos personales, los de sus descendientes o los de cualquier otra persona que esté bajo su tenencia o cuidado;

7. A recibir protección y atención integral a través de servicios adecuados y eficaces, de manera inmediata y gratuita para la víctima y sus dependientes con cobertura suficiente, accesible y de calidad;

8. A recibir orientación, asesoramiento, patrocinio jurídico o asistencia consular, de manera gratuita, inmediata, especializada e integral sobre las diversas materias y procesos que requiera su situación;

9. A dar su consentimiento informado para los exámenes médico-legales que se practiquen en los casos de violencia sexual y, dentro de lo posible, escoger el sexo del profesional para la práctica de los mismos;

10. A ser escuchadas en todos los casos personalmente por la autoridad administrativa o judicial competente, y a que su opinión sea considerada al momento de tomar una decisión que la afecte. Se tomará especial atención a la edad de las víctimas, al contexto de violencia e intimidación en el que puedan encontrarse.

11. A recibir un trato sensibilizado, evitando la revictimización, teniendo en cuenta su edad, su situación de discapacidad u otras condiciones o circunstancias que requieran especial atención;

12. A no ser confrontadas, ni ellas ni sus núcleos familiares con los agresores. Queda prohibida la imposición de métodos alternativos de resolución de conflictos en los procesos de atención, protección o penales;

13. A la verdad, a la justicia, a la reparación integral y a las garantías de no repetición frente a los hechos constitutivos de violencia, ante las instancias administrativas y judiciales competentes;

14. A que se les reconozcan sus derechos laborales, garantice la igualdad salarial entre hombres y mujeres, sin ninguna discriminación y a evitar que por causas de violencia, tengan que abandonar su espacio laboral.

15. Al auxilio inmediato de la fuerza pública en el momento que las víctimas lo soliciten;

16. A tener igualdad de oportunidades en el acceso a las funciones públicas y a participar en los asuntos públicos, incluyendo la toma de decisiones;

17. A una comunicación y publicidad sin sexismo, violencia y discriminación;

18. A una vivienda segura y protegida. Las mujeres víctimas de violencia basada en su género, constituyen un colectivo con derecho a protección preferente en el acceso a la vivienda;

19. A que se respete su permanencia o condiciones generales de trabajo, así como sus derechos laborales específicos, tales como los relacionados con la maternidad y lactancia;

20. A recibir protección frente a situaciones de amenaza, intimidación o humillaciones;

21. A no ser explotadas y a recibir protección adecuada en caso de desconocimiento de los beneficios laborales a los que por ley tengan derecho;

22. A no ser despedidas o ser sujetos de sanciones laborales por ausencia del trabajo o incapacidad, a causa de su condición de víctima de violencia; y,

23. Los demás establecidos en el ordenamiento jurídico vigente.

BIBLIOGRAFÍA

La Constitución de la República del Ecuador de 2008, Registro Oficial 449 de 20-oct.-2008 Ultima modificación: 01-ago.-2018

Declaración Universal de los Derechos Humanos adoptada y proclamada por la Asamblea General en su resolución 217 A (III), de 10 de diciembre de 1948.

Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, publicado en Registro Oficial No. 101, de 24 de enero de 1969.

Convención Americana sobre Derechos Humanos – Pacto de San José, publicada en el Registro Oficial No. 801, de 06 de agosto de 1984.

Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer, publicada en el Registro Oficial Suplemento No. 153, de 25 de noviembre de 2005.

Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar, y Erradicar la Violencia contra la Mujer, conocida también como Convención de Belém do Pará, publicada en el Registro Oficial Suplemento No. 153, de 25 de noviembre de 2005.

Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, derivada de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer de 1995.

Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Caesar vs. Trinidad y Tobago, en sentencia de 11 de marzo de 2005.

Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso González y otras (“Campo algodonero”) vs. México, en sentencia de 16 de noviembre de 2009.

Recomendación General No. 19, adoptada por el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer en el undécimo período de sesiones en 1992.

Recomendación General No.35, aprobada en 2017 por el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer.

Ley Orgánica de Movilidad Humana, publicada en Registro Oficial Suplemento No. 938 de 06 de febrero de 2017.

Ley Orgánica de Educación Intercultural – LOEI – publicada en Registro Oficial Suplemento No. 417 de 31 de marzo de 2011.

Decreto Ejecutivo No. 620, publicado en Registro Oficial No. 174 de 20 de septiembre de 2007.

Decreto Ejecutivo No. 1109, publicado en Registro Oficial No. 358, de 12 de julio de 2008, y Decreto Ejecutivo No. 438, publicado en Registro Oficial Suplemento No. 331, de 11 de septiembre de 2014.

Ley Orgánica Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, publicada en el Registro Oficial Suplemento 175 de 05-feb.-2018.

SUSCRÍBETE POR CORREO ELECTRÓNICO

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.