ENTORNO ESCOLAR INCLUSIVO PARA ESTUDIANTES CON DIFICULTADES EN LA LECTURA — PedagogíaEcuador

Por MSc. Juan Arroyo C. En la sociedad no existen dos personas idénticas, con las mismas capacidades, intereses, actitudes o retos. También en la escuela hay dos estudiantes iguales. Cada uno posee su propia manera de ser, su estilo y su ritmo de aprendizaje, de motivación, sus intereses y su curiosidad ante el conocimiento. En […]

a través de ENTORNO ESCOLAR INCLUSIVO PARA ESTUDIANTES CON DIFICULTADES EN LA LECTURA — PedagogíaEcuador

LECTURA Y RENDIMIENTO ACADÉMICO Elementos de preocupación en el Ecuador — PedagogíaEcuador

Por Juan Javier Arroyo C. 19 de diciembre de 2018 Ensayo 12 La lectura es un proceso intelectual que activa y desarrolla capacidades mentales de comprensión e interpretación. Una actividad humana compleja esencial no solo en la adquisición de los conocimientos de las ciencias sino también en el manejo de la comunicación, información y la […]

a través de LECTURA Y RENDIMIENTO ACADÉMICO Elementos de preocupación en el Ecuador — PedagogíaEcuador

ENSAYO LA LECTURA ES LA LLAVE MAESTRA PARA INGRESAR AL MARAVILLOSO MUNDO DEL CONOCIMIENTO

“Leer un libro enseña más que hablar con su autor, porque el autor, en el libro, sólo ha puesto sus mejores pensamientos”René Descartes.

Efectivamente, la lectura enseña los mejores pensamientos de los escritores de libros, revistas, periódicos, artículos, ensayos…, lo que hace a las personas más inteligentes, en razón de que se nutre de conocimientos para comprender de mejor manera la realidad. En este contexto, se plantean algunas ideas de reflexión sobre la importancia de la habilidad de leer como un bien de desarrollo intelectual, emocional y social.

La lectura es la llave maestra para ingresar al maravilloso mundo del conocimiento, y es lo que marca la diferencia entre las personas, los países y las sociedades en esta nueva era de la información del siglo XXI, que demanda lectores competentes para enfrentar los retos que impone la globalización en los campos político, económico, social y cultural.

Haciendo memoria de la historia se tiene a la escritura como uno de los mayores inventos de la humanidad, por el motivo que permitió al ser humano comunicar ideas, pensamientos, sentimientos y emociones en un inicio mediante pictogramas, ideogramas, jeroglíficos, luego con los signos fonéticos, libros, y en la actualidad los textos digitales, pero esto requirió alcanzar niveles de lectura que también fue evolucionando  para conocer y comprender lo escrito con capacidad de interactuar ante los nuevos conocimientos.

En la actualidad, es necesario fomentar actividades lectoras desde el hogar, la escuela, el colegio, la universidad, la comunidad y la vida profesional, para desarrollar el gusto por la lectura e inculcar valores de respeto, convivencia, autonomía para el aprendizaje, en la construcción de una ciudadanía pensante, libre y que aporte con ideas positiva a su progreso. La lectura es el verdadero  camino hacia el conocimiento y la libertad, ya que nos permite viajar por los caminos del tiempo y el espacio, así como también conocer y comprender las diferentes sociedades y sus culturas.

Si es posible una cultura de lectura en los pueblos; por ejemplo Finlandia y Japón han alcanzados elevados niveles de los hábitos de lectura, lo que ha incidido en los buenos resultados educativos y sociales en la población. Estos países son referentes mundiales.

Según diario El País de España (2014), Finlandia es el país que ama los libros, por ejemplo en Kaisa se ha creado el paraíso de la lectura. Un lugar donde la gente lee por estudio o placer, aunque pareciera que también por contagio, que es el premio a una de las poblaciones con los más altos índices educativos y de amor a los libros: cada finlandés lee una media de 47 libros al año. Kaisa es el penúltimo regalo a un país cuyo cinco millones y medio de habitantes sienten como orgullo nacional el sistema de bibliotecas que ya alcanza las 948, entre las del sistema escolar, universitario y público (es decir, 17 bibliotecas por cada 100 000 habitantes). En las bibliotecas de Finlandia si alguien quiere un libro y no está, la biblioteca lo pide y cuando llega le avisa a la persona. Por eso no son tantos los libros que la gente compra  como los que se leen gracias a los prestadores bibliotecarios.

Experienciakiri (2016) publica que en  Japón la lectura está tan arraigada en la sociedad, que es el país donde más se lee en el todo el mundo. Según la Unesco, alrededor de un 91% de la población japonesa lee de forma habitual y cada habitante consume una media de 47 libros al año (una media de casi 4 libros al mes) ¿A qué se debe? Además de buscar cultivar la mente, la lectura supone un entrenamiento en la gran cantidad de desplazamientos que realizan los nipones. No obstante, cuando una persona se encuentra ingresada en el hospital, nunca se regalan flores sino libros, ya que ayudan al paciente a pasar su tiempo de forma más amena.

Según Unesco (2016), la lectura es un instrumento muy potente de aprendizaje: leyendo libros, periódicos o papeles es posible aprender cualquiera de las disciplinas del saber humano. Quien aprende a leer eficientemente y lo hace con constancia desarrolla su pensamiento. Por eso, la lectura se convierte en un aprendizaje trascendental para la escolarización y para el crecimiento intelectual de la persona (p.16).

Así mismo la lectura, entonces, contribuye de manera insustituible a la formación de hombres y mujeres integrales, capaces de constituirse en ciudadanos que colaboran efectivamente en la conformación de sociedades democráticas y participativas. La falta de dominio del lenguaje se traduce en un factor de discriminación y de marginación sociocultural, e impide acceder a múltiples fuentes de información y de conocimiento. Tal es la relevancia que adquiere la formación de lectores en la actualidad (p.74).

Ser lector en el siglo XXI significa ser capaz de participar en la comunidad letrada de forma consciente y crítica…, se releva la importancia de la formación de un lector autorregulado, es decir, aquel que logra tomar conciencia de las variables que resultan importantes para su aprendizaje, que es capaz de conocer, seleccionar, aplicar y evaluar sus propias estrategias de lectura para lograr sus objetivos. Esta convicción agrega un nuevo desafío para las prácticas docentes en el aprendizaje de la lectoescritura en la región. Ya no basta con formar lectores, sino que el objetivo se funda en la formación de lectores críticos, con opinión, autónomos, capaces de desenvolverse frente a las exigencias del mundo actual. (p.72)

Cuando se tiene el hábito de la lectura los beneficios personales y profesionales son muchos, además  de potenciar la inteligencia, empatía,  la concentración y hacer volar la imaginación a otros lares en viajes imaginarios, se accede al conocimiento cultural, y se ayuda a la economía de un pueblo en la nueva sociedad del conocimiento. Esto es lo que hace la diferencia entre un individuo que lee y   uno que no lee, una sociedad que lee y una sociedad que no lee.

Bibliografía

UNESCO (2016). Aportes para la enseñanza de la Lectura. Recuperado de http://unesdoc.unesco.org/images/0024/002448/244874s.pdf. P.16, 72 y 74.

KIREI (2016). ¿Por qué Japón es el país donde más se lee en el  mundo? Recuperado de https://experienciakirei.com/blogs/mundo-kirei/116565829-por-que-japon-es-el-pais-donde-mas-se-lee-en-el-mundo.

Diario El País de España (2014). Finlandia el País que Ama los Libros. Recuperado de https://elpais.com/cultura/2014/10/02/babelia/1412266622_185872.html.

Por Juan Arroyo C.                                                                                                                               

LA LECTURA PRECATEGORIAL O DE ENSAYO EN EL BACHILLERATO Y LA UNIVERSIDAD

Por Juan Javier Arroyo C.

20/06/2016 – Ecuador

ENSAYO

“Creo que el ensayo como género no presume de la certeza, al contrario, el lector se hace cargo del asunto. Es una invitación a la convivencia analítica; el lector lee para ver hasta dónde está de acuerdo con lo que está leyendo”. Santiago Kovadloff.

Los ensayos son creaciones intelectuales escritas en prosa de manera libre y personal, utilizados para exponer las opiniones, ideas o pensamientos del autor, referente a temas sociales, políticos, científicos, económicos, entre otros, y articulados sobre la base de una tesis o idea central, que es la primera tarea del lector, desnudar la tesis.

Miguel de Zubiría (1996), manifiesta que la principal habilidad y competencia intelectual que puede –y debe- dominar un estudiante durante su recorrido por el bachillerato y la universidad es la de leer y escribir ensayos. En los ensayos se condensan la sabiduría y el conocimiento acumulados por la especie humana. Sin comprender ensayos es imposible acceder a cualquier tipo de conocimiento elaborado con posterioridad al siglo XVI; desde entonces todas las disciplina científicas se escriben como ensayos.

Reafirmando lo expresado, el dominio de la lectura precategorial o de ensayos por parte de los estudiantes de bachillerato y universidad es la competencia intelectual necesaria para interpretar e interactuar en la sociedad del conocimiento. Un estudiante que comprende y hace ensayos desarrolla el pensamiento abstracto, reflexivo, crítico, activa la imaginación y creatividad para representar, producir e inventar ideas.

Jean Piaget citado por el INEVAL (2016), es muy preciso en puntualizar que la meta principal de la educación es crear hombres que sean capaces de hacer cosas nuevas no simplemente de repetir lo que otras generaciones han hecho; hombres que sean creativos, inventores y descubridores. La segunda meta de la educación es la de formar mentes que sean críticas, que puedan verificar y no aceptar todo lo que se les ofrece.

De tal forma, el propósito de este trabajo es reflexionar sobre la importancia de los ensayos, en la formación de jóvenes inteligentes, críticos y creativos, que participen activamente en los procesos democráticos, en los temas de la sociedad, con opinión y autonomía, para hacer frente a la información de los diarios, textos y los conocimientos de las disciplinas científicas.

En este camino, el Bachillerato General Unificado, propuesto por el Ministerio de Educación del Ecuador tiene como  objetivo brindar una formación general caracterizada por la interdisciplinaridad, que permita a los estudiantes elaborar sus proyectos de vida para integrarse a la sociedad como seres humanos fundamentalmente críticos y solidarios (LOEI, 2011).

Asimismo, la Ley Orgánica de Educación Superior, en su artículo 8, expresa los fines de la Educación Superior, por ejemplo: a) Aportar al desarrollo del pensamiento universal, al despliegue de la producción científica y a la promoción de las transferencias e innovaciones tecnológicas; b) Fortalecer en las y los estudiantes un espíritu reflexivo orientado al logro de la autonomía personal, en un marco de libertad de pensamiento y de pluralismo ideológico; c) Contribuir al conocimiento, preservación y enriquecimiento de los saberes ancestrales y de la cultura nacional; d) Formar académicos y profesionales responsables, con conciencia ética y solidaria, capaces de contribuir al desarrollo de las instituciones de la República, a la vigencia del orden democrático, y a estimular la participación social.

Buenos ideales para alcanzar una educación en el bachillerato y la universidad de calidad, pero sin embargo, los jóvenes tienen dificultades  en la lectura y escritura de ensayos, no se procesa información para extraer los pensamientos de lo escrito, y al momento de escribir se lo hace sin profundidad. “Un simple y elemental olvido (?) pedagógico, privar a los jóvenes de las operaciones decodificadoras para descifrar las estructuras complejas categoriales en que vienen escritos los potentes sistemas de pensamiento, su herencia cultural, no solo tiene consecuencias individuales, sino sociales. Generales, de extrema gravedad” (Zubiría, 1996, p. 11).

La nueva era del conocimiento exige individuos preparados con altos niveles de lectura para analizar y comprender las realidades. Y lo sustenta también  PISA (2015) en su informe, refiriendo lo siguiente: “En un momento en el que los conocimientos científicos cada vez están más vinculados al crecimiento económico y se vuelven necesarios para dar soluciones a complejos problemas sociales y medioambientales, todos los ciudadanos, y no solo los futuros científicos o ingenieros, deben estar preparados y dispuestos a enfrentarse a dilemas relacionados con la ciencia” (p. 3).

Miguel de Zubiría (1996), plantea seis niveles de lectura, el quinto es la lectura precategorial o de ensayos, lecturas complejas para jóvenes de bachillerato y universidad: Manifiesta que el aprendizaje  de lecturas elementales como por ejemplo, convertir cada término leído a su respectivo concepto, oraciones en pensamientos, organización y enlace de los pensamientos,  es suficiente a propósito de abordar lecturas sencillas tipo párrafos, relatos cortos, cuentos breves, textos escolares fundamentales. Ahora bien,  En el momento en que el joven enfrente las grandes lecturas de su cultura, al iniciar el bachillerato –las lecturas filosóficas, científicas, la gran literatura, la tecnología, etc.- requerirá aprehender nuevos instrumentos decodificadores, requerirá dominar nuevas habilidades, en extremo abstractas, a las que hemos denominado lectura categorial y lectura metatextual (p. 12 y 13).

Estas habilidades requeridas se refieren a las estructuras precategoriales, formadas por una tesis o  idea central sobre la cual gira el ensayo, los argumentos o cimientos sustentos de la idea tesis, las derivadas, referidas a los resultados o productos salidos de la tesis, y las definitorias, para definir cualquier término de la estructura. Una alternativa de mejora para cumplir con los propósitos planificados  en el desarrollo de competencias ciudadanas, intelectuales y afectivas, es el trabajo de la lectura precategorial.

Aspiramos alcanzar, aquí y ahora, el quinto escalón de la lectura: la lectura de ensayos o también denominada la lectura precategorial. El fructífero trabajo adelantado requiere un nuevo y penúltimo paso. Y no se trata de cualquier lectura: tanto la universidad como la vida adulta intelectual son espacios surcados por ensayos. Quienes anhelen asimilar las formas elevadas de la cultura occidental –el arte, la ciencia y la tecnología- tendrán que convertirse en excelentes, en virtuosos ensayistas. Así lo comprendió la más grande civilización: la cultura griega (Zubiría, 1996, p. 96).

BIBLIOGRAFÍA

DE ZUBIRÍA, M.: Teoría de las Seis Lecturas. Volumen II Bachillerato y Universidad. Fundación Alberto Merani, Fondo de Publicaciones  Bernardo Herrera Merino, Bogotá, 1996.

LEY ORGÁNICA DE EDUCACIÓN SUPERIOR DEL ECUADOR.  Registro Oficial Nª 298. Quito, 12 de octubre de 2010.

INEVAL (2016), Resultados Educativos, Retos Hacia la Excelencia. Recuperado de http://www.evaluacion.gob.ec/wpcontent/uploads/downloads/2016/12/CIE_ResultadosEducativos-RetosExcelencia201611301.pdf