EL RIVIEL Narraciones en Versos Folklore Esmeraldeño NELSON ESTUPIÑÁN BASS

EL RIVIEL

De tanto esperar, dormido

se ha quedado el compañero

en el potro, y un lucero

a su lado está caído.

Le cuento lo sucedido,

y me dice: – Si usté pasa

pa’l otro lado de la casa,

onde la cerca hace juin,

lo envuelve el hojarasquin…

 

Por eso, ¡cuánto se atrasa!

Rápidamente alistamos

canaletes y atarraya,

y zigzagueando la playa

por al estero bajamos.

abajo nos internamos

por unas trochas estrechas,

mal trazadas, ya deshechas,

y, en tanto echan sus cantares

en el aire los manglares,

pasamos abriendo brechas.

 

Se ocultan ya los luceros,

se está cerrando el camino,

pero yo soy buen marino,

graduado en mares y esteros.

Me envidian los marineros,

pues sin saber Geografía

hago cualquier travesía,

y aunque me tape un gran tumbo

no me hace perder el rumbo

mi compás: la valentía.

 

Suenan las lisas subiendo,

parece que son manchones,

se esconden los camarones,

alguien los va persiguiendo.

La tiniebla va creciendo,

y -¡oh, sorpresa!- de repente

veo que sube la corriente

un hombre en una canoa

con una luz en la proa

que se me viene de frente.

 

-¡Jesús!, -exclama el proero-,

¡se nos encima el riviel!

¡Orce duro el potro! ¡Es él!

¡Ay, nos hunde el traicionero,

y aquí hay titibra y hay mero!

cae el potro, desmayado,

porque el riviel lo ha espantado.

bogo fuerte hacia delante,

viene el riviel acezante,

seguro de haber triunfado.

 

Siento que no sea de día

y se prive esta visión

cobarde, en esta ocasión

de ver lo que es valentía,

probando mi gallardía.

se viene como un ciclón

a buscar el encontrón.

 

Firme espero el abordaje

para mostrar el coraje

que tengo en el corazón.

 

A pesar de menguante

veo que su tolovera

es una gran calavera,

achatada, repugnante,

reseca y espeluznante.

 

Con sus manos sin carne toma

y lo maneja y lo doma,

como amarrado con soga,

un hueso con el que boga

y hace toda su maroma.

 

Pero el riviel pendenciero,

como ya ha oído mi nombre,

sabe que está frente a un hombre

y toma otro derrotero.

Orzo entonces yo ligero,

echa espuma mi potrillo,

como sacándole brillo

al estero ennegrecido

bogo ya casi prendido

al potro mocho del pillo.

 

Bogo yo con toda mi ansia,

agua y viento voy rompiendo,

mas, con todo va creciendo,

a pesar de mi constancia.

Entre los dos, la distancia.

le grito que se presente,

aunque sea el diablo, de frente,

y colérico lo insulto,

pero ya solo es un bulto

que tramonta la corriente.

 

Veloz se bota a la orilla,

se mete en un totoral,

luego pasa a un lodazal,

y veo que su luz ya brilla

cual lejana candelilla.

 

Sale de la tembladera,

en fuga, como a carrera,

y a la vuelta de un estero

se me pierde el traicionero

en su canoa tan ligera.

 

Despiertan la madrugada

cantando las guacharacas,

aalborotan, cual maracas,

los cerros y la hondonada.

 

Ahora siento ya pesada.

La canoa, pues el proero,

igual a un oso hormiguero,

sigue en el fondo tumbado,

mientras yo estoy agotado

de bogar por el estero.

 

Llego al paso avergonzado,

donde la gente curiosa

acude muy presurosa

a mirar lo que he pescado

-Buenos días, ¿qué le ha pasado?

-Compadre, ¿qué ha sucedido?

Mas con el ceño fruncido

les devuelvo su saludo,

y les digo lo que pudo

pasar, si otro hubiera ido.

 

Al potro van enseguida,

levantan al compañero

y van donde el yerbatero

a que lo vuelva a la vida.

La gente marcha sufrida,

porque el cargado está yerto;

pero el curandero experto

lo tiende en su damajagua,

y dice: – Es espanto de agua.

¡No se asusten! ¡No está muerto!

 

Nelson Estupiñán Bass

Duelo de Gigantes

Timarán y Cuabú

Producción Gráfica 2001

Publicado por

Juan Javier

PEDAGOGO, INVESTIGADOR Y ESCRITOR. Magíster en Desarrollo de la Inteligencia y Educación de la Universidad Católica del Ecuador-Sede Ibarra, y actualmente estudios de Abogacía Décimo Ciclo UTPL. Fundador y Director General de la Unidad Educativa Particular Sudamericano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s